Septuaginta. La primera traducción de la Biblia Griega al castellano

2094
1
Comparte:
septuaginta

El 26 de septiembre de 2017 y entre las actividades que la librería Paulinas ha dedicada a la Biblia durante este mes, Natalio Fernández Marcos, María Victoria Spottorno Díaz-Caro y José Manuel Cañas Reíllo, compartieron su tiempo con nosotros y nos hablaron sobre la primera traducción de la Biblia Griega al castellano.

Natalio Fernández nos recordó que “el 26 de septiembre de 1569 se publicaba en Basilea la primera traducción de la Biblia completa al español, la llamada “Biblia del Oso”. La había traducido Casiodoro de Reyna a lo largo de doce años. Esta Biblia, revisada por Cipriano de Valera (Reyna-Valera) y publicada en Amsterdam en 1602, se convertiría en la Biblia de los protestantes de habla española hasta hoy a través de sus sucesivas revisiones. Por lo tanto hoy es un día memorable para la historia de la Biblia en España”.

 

Natalio Fernández nos cuestionó:

¿Por qué traducir la Septuaginta? ¿Es tan distinta de la Biblia hebrea y vale la pena este esfuerzo?

“Sí, es otra Biblia, y es muy importante para nuestra cultura. Es la Biblia griega de judíos y cristianos, la primera traducción de la Biblia hebrea. Hoy damos por supuesto que la Biblia tenía que ser traducida: es el libro más traducido a más de 2600 lenguas, es el único libro declarado por la UNESCO patrimonio de la Humanidad. Pero la Septuaginta fue la primera traducción. Si no se hubiera traducido al griego en el s. III a. C. en Alejandría, en tiempos de Ptolomeo II Filádelfo, la Biblia no habría pasado las fronteras de un pequeño pueblo de Oriente Próximo, Israel, políticamente insignificante.

Es además la primera interpretación de un texto hebreo consonántico, en muchas ocasiones oscuro e indescifrable, que se presta a diversas lecturas. Es como la ejecución de una partitura musical carente de algunas claves y anotaciones, siglos antes de que llegara la vocalización y acentuación de los masoretas. Es la Biblia de los autores del Nuevo Testamento y de los Padres de la Iglesia.

Los grandes códices de los siglos IV y V, el Vaticano, Sinaítico y Alejandrino encuadernan por primera vez la Biblia cristiana completa, es decir, la Septuaginta para el AT y el Nuevo Testamento griego.

Pero es que además, después de los descubrimientos de Qumrán y de la publicación de sus documentos a finales del s. XX, se ha producido una revolución en la historia del texto bíblico. Es el retorno de Septuaginta, la Biblia griega se ha revalorizado. En efecto, antes se creía que las diferencias entre la Biblia hebrea y la Biblia griega se debían a incompetencia de los traductores, a sus diversas técnicas de traducción o a una particular exégesis de los mismos… etc”.

¿Por qué traducir la Septuaginta al español?

“El español es una lengua universal en un mundo globalizado, compartida por unos quinientos millones de hablantes, una lengua en expansión en Estados Unidos, Brasil y en Asia.

Si los judíos de Alejandría habían tenido la audacia de traducir las Escrituras a la lengua común (koiné) de su tiempo, el griego helenístico, teníamos en cierto sentido la responsabilidad de traducir este legado a nuestra lengua común y así transmitirlo a la posteridad…

De la traducción misma puedo decir que ha llegado en el momento adecuado, cuando nuestro equipo ya era conocido en el campo de la Filología bíblica, tanto hebrea como griega. La demanda del público es también un indicador del interés suscitado por la traducción. Tengamos en cuenta que en 2016 se ha publicado ya la segunda edición revisada del primer volumen sobre el Pentateuco. Y hemos contado también con el equipo adecuado de filólogos trilingües españoles competentes: los tres miembros de plantilla del CSIC que ha proporcionado la infraestructura, dos catedráticos de la Universidad Complutense (Antonio Piñero y Mercedes López Salvá), una profesora de la Univesidad Pontificia de Salamanca (Inmaculada Delgado Jara), y una profesora de la universidad de Granada (Lorena Miralles Maciá). En total 7, todos filólogos de las tres lenguas. No tengo palabras para agradecer la competencia y dedicación del equipo para llevar a feliz término la traducción en un tiempo razonable (2008-2015).

La traducción ha sido además una experiencia gratificante de trabajo en equipo, con nuestras reuniones habituales para debatir los criterios y metodología de la traducción, para unificar ciertos principios dentro de la diversidad de los distintos estilos, etc…

Agradecemos al equipo traductor de la Septuaginta el habernos acompañado durante esta tarde de otoño.

Comparte:

1 comentario

  1. Gregorio 2 septiembre, 2018 at 14:56 Reply

    Excelente información!!! Aprovecho la oportunidad para hacer un comentario. La lengua oficial de España no es el español, es el castellano, juntamente con lenguas co-oficiales que quedan en la actualidad: Catalán y Aranés, el Gallego y el Euskera. Feliz día!!

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar